Poppers y legislación


Poppers y legislación

Adorados en todo el mundo, los poppers se pueden encontrar en tiendas online, sex shops, bares o incluso en fiestas y festivales. Han estado presentes en el mercado del sexo durante varias décadas y juegan un papel clave en la cultura gay, especialmente en las relaciones entre hombres gay. Aunque su consumo es algo común, una de las dudas asociadas a los poppers es si son sustancias legales o no. ¿Te has preguntado sobre eso antes? Así que sigue leyendo para comprender un poco más sobre la legislación en relación con los poppers.


¿Qué dice la ley sobre los poppers?

En realidad, la legislación no es muy clara sobre la legalidad de los poppers. ¿Confundido por la respuesta? Sí, es normal. Intentaremos explicártelo para que lo entiendas un poco mejor.


Como sabrás, popper es un término popular para los nitritos de alquilo. Dentro de esta clase química encontramos compuestos como el nitrito de amilo, pentilo, propilo y butilo. No hay ninguna referencia en la legislación a los poppers. Lo que pasa es que la ley termina prohibiendo y condenando el uso o consumo de cada compuesto.


Hay otro detalle importante que será decisivo en muchos países para determinar la legalidad del popper: la finalidad del producto. Es decir, para qué funcionalidad se vende y se compra el popper. La razón por la que la gente busca poppers es obvia: para su consumo por sus sensaciones afrodisíacas y para mejorar el rendimiento sexual. Sin embargo, esta no es la única característica de estas botellas. Estos productos son muy versátiles y pueden resultar muy útiles en medicina. A pesar de esto, también se pueden utilizar como ambientadores, incienso líquido, limpiador de cuero y cd’s. Como consumidor de poppers, estos términos ciertamente le resultan familiares. Esto se debe a que estas son las descripciones en el empaque de los poppers, que en la mayoría de los casos van acompañadas de una advertencia de no inhalar. Como hay países que prohíben la venta para consumo, pero no para otros usos, esta fue la forma que se encontró para “burlar” la ley.


Leyes y poppers en Europa

Como se indicó anteriormente, la legislación es muy subjetiva, por lo que no existe una prohibición concreta común a todos los países europeos. Además, cambian constantemente y las leyes actuales pueden no ser las mismas en algún momento.

  • España: en territorio español está prohibido el comercio de poppers, por lo que no está autorizada su venta. En cuanto a su consumo, nuevamente, la ley no es muy objetiva si está prohibido o no. De ahí la importancia de elegir comprar poppers en sitios web seguros.
  • Suiza, Austria y Alemania: en estos países no existe ninguna restricción sobre la posesión de estas sustancias. Sin embargo, se requiere una autorización legal para la comercialización de nitritos de amilo.
  • Portugal, Francia y Reino Unido: actualmente, la ley es común en estos tres países. El uso del popper es gratuito y legal. Aquí se autoriza la producción, venta, compra y consumo de sus botellas Wonder. Sin embargo, en 2016, el Reino Unido estuvo a punto de prohibir por completo el consumo de poppers. Esta decisión no fue efectiva porque uno de los parlamentarios, Crispin Blunt, admitió ser consumidor de poppers defendiendo sus efectos.


Pero entonces, ¿esto significa que podemos consumir cualquier tipo de popper en los países donde es legal? ¡La respuesta es no! ¿Recuerda decirle que las leyes están relacionadas con los compuestos químicos del poppers? Lo cierto es que hay un nitrito que está prohibido en toda Europa desde 2017: el nitrito de butilo. Por eso en la tienda poppers-espana.es no encontrarás poppers que tengan este constituyente. De hecho, aquí solo encontrarás productos legales y de calidad.


Y en el resto del mundo, ¿son legales los poppers?

  • Estados Unidos: Aquí los poppers se volvieron legales, con solo una prescripción médica para ser utilizados. Sin embargo, en la actualidad, cualquier nitrito de alquilo solo puede comercializarse si su finalidad no es el consumo o la inhalación.
  • Canadá: Si bien la producción de estas sustancias está permitida, la venta y consumo de poppers no está autorizado, siendo sancionado con multa y prisión.
  • Australia: Gracias a la posición de la comunidad LGBTIQ en la defensa de las ventajas y la importancia de los poppers para reducir los daños durante las relaciones sexuales, el consumo de poppers es legal hoy en día y también se puede encontrar en las farmacias, además de los puntos de venta habituales.


¿Por qué existe esta inestabilidad con respecto a la legislación y los poppers?

Los cambios e incertidumbres en la ley sobre las sustancias que componen los poppers se deben a la preocupación por la aparición de graves daños colaterales. Pero como cualquier otra sustancia, depende mucho de la forma en que se administre y de las condiciones y responsabilidad del consumidor. Además, no se ha probado ninguna dependencia física o nocividad causada por estos nitritos (excluyendo el nitrito de butilo). Le recomendamos que consulte el artículo sobre las diversas formas de utilizar poppers.


En conclusión...

Como puede ver, la legislación cambia constantemente, por lo que es muy importante mantenerse al día con las leyes y prohibiciones de su país. Además, debido a la composición de los poppers, comprar en tiendas de confianza es otra precaución que debes tomar siempre.